• Mel

Retorno sobre un camino: el sello RYT500

GRATITUD.



Hoy recibí este sello de 500 horas. No parece nada, pero …echa una luz sobre un camino.

Empecé el camino en yoga en el 2000. Al mismo tiempo que empecé mi propio psicoanálisis. Además de decidir que iba a ser madre, son las tres mejores decisiones que tomé en la vida que me fue regalada. Abrí el consultorio en el 2006, hace quince años y esperé hasta el 2014 para formarme como maestra de yoga. Es gracias a la meditación comprometida que sostengo desde el 2010 que tuve la claridad de hacerlo, y por supuesto, al trabajo analítico.


El tiempo ha pasado. Ha pasado de todo y mientras pasaba de todo, seguía creciendo el compromiso hacia este regalo, hacia el arte, la ciencia y la filosofía del yoga.


Para obtener este sello, es necesario estudiar (mucho), hacer espacio para este estudio (mucho espacio) en nuestra vida ocupada y después dar (muuuuuchas clases). He dado 1,000 horas registradas en Yoga Alliance, las cuales no reflejan muchísimas clases que di antes de que decidiera formalizar este camino ante una institución - muy criticada porque para estar ahí, es necesario pagar, ser miembro no es gratis- tal como Yoga Alliance.


Desde la edad de tres años, decidí que sería maestra y la vida me ha regalado esta oportunidad.


Gracias por ello, infinitamente. Gracias a lxs practicantes que me permiten, cada día, enseñar un camino. Gracias a quienes ya decidieron también, guiar.


Gracias a mis maestrxs y a lxs maestrxs de mis maestrxs.

Namaste


Mel




11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo